Historia del Beisbol en México

 

A ciencia cierta es imposible asegurar en donde realmente sé jugo realmente el primer partido de béisbol en México, varias ciudades reclaman el honor y a pesar de los titánicos esfuerzos para descubrir el lugar exacto, todavía ni los mismos historiadores se han puesto de acuerdo. Pero analizando todos los estudios realizados, son tres ciudades las que se acercan mas a la calificación: Guaymas en el estado de Sonora, Nuevo Laredo en el estado de Tamaulipas y Cadereyta Jiménez en el estado de Nuevo León.

 

El dato de Guaymas es más exacto y asegura que fue en 1877 cuando los marineros que formaban la tripulación del barco americano montana, de visita en Guaymas, bajaron a la tierra mexicana y jugaron un partido de béisbol entre sí. Otros buques como el Newborne hicieron lo mismo y en poco tiempo se formo un equipo de béisbol en Guaymas.

En Nuevo Laredo, frontera con Estados Unidos hacia el estado de Texas, se construía el ferrocarril del estado de Tamaulipas y se contrato a supervisores americanos, uno de ellos Johnny Tayson que era entusiasta del nuevo deporte y comenzó a enseñarlo entre los trabajadores.

Así formo dos equipos de béisbol que jugaron entre sí, para uno de los primeros pasos del gran deporte en México. Gente de aquel tiempo aseguraron que también fue en 1877 cuando sé jugo ese primer partido.

Yucatán es otro de los estados que conoció pronto el gran pasatiempo y se debió a su proximidad con Cuba. Se da como seguro que en 1890 arriba a las playas yucatecas la corbeta española Ciudad Condal en la que viajaba la familia de Fernando Urzais. Entre los juguetes de los niños había un bate y una pelota de béisbol, deporte que ya se practicaba en Cuba. Al poco rato los niños de esa familia comenzaron a jugar béisbol con los otros niños entre el asombro general que nunca habían visto este deporte. Pronto el béisbol fue el deporte principal del estado de Yucatán. Nuevo León también reclama por mucho tiempo y lo sigue haciendo, de haber sido el primer lugar en donde sé jugo béisbol en México y dan como fecha el 4 de Julio de 1889. En esa época se tendía la vía férrea Monterrey-Tampico y los trabajos se efectuaron bajo la responsabilidad del coronel Treadwell Ayres Robertson. Siendo 4 de Julio el coronel dio día de asunto a sus trabajadores que comenzaron a jugar béisbol en un campo adyacente a las obras del ferrocarril. Ese fue en la estación san Juan, jurisdicción del municipio de Cadereyta Jiménez en el estado de Nuevo León.

El origen del béisbol en la ciudad de México, la capital data de 1887 con el nacimiento del "mexicano club" el que es sin duda el equipo más antiguo de la república. Ya en el béisbol profesional el México ha tomado parte de la liga mexicana hasta nuestros días.

Con la llegada del siglo XX el béisbol se convirtió en uno de los deportes más favoritos de todo México. Por la península de Yucatán llegaron de Cuba varios clubes que iban de gira y varios de los peloteros incluso se quedaron a vivir en la republica.

Por el lado de la frontera los equipos mexicanos tenían oportunidad de jugar contra equipos americanos. Y a la ciudad de México llegaban clubes de otras partes de la republica atraídos por la fama de la gran capital.

LOS ALEGRES VEINTES

Durante los alegres veintes la organización beisbolera se consolida y en 1925 es fundada la liga mexicana de béisbol que cada año desde entonces se ha jugado en forma interrumpida. Alejandro Aguilar Reyes, el cronista deportivo más famoso que ha tenido México, unió esfuerzos con el popular y prestigiado manager de la época. Ernesto Carmona, para fundar la liga mexicana en ese año de 1925. También por los años veintes y parte de los treinta un hombre famoso de béisbol en México, Homobono Márquez, formo un estupendo equipo llamado aztecas que teniendo la ciudad de México como base de operaciones se dedico a jugar series de exhibición contra equipos de otras ciudades y de Estados Unidos.

Fue a sí como visitaron México, sobre todo en los treinta, equipos famosos de las ligas negras a sí como selecciones de ligas mayores en que actuaron peloteros tan famosos como Jimmy Foxx. Homobono Márquez solía contratar a los mejores jugadores mexicanos del momento, a sí como se reforzaba con elementos cubanos. Él publico capitalino tuvo bueno oportunidad de ver equipos famosos de aquellos tiempos.

LIGAS MAYORES

Por la proximidad con Estados Unidos hubo clubes americanos de ligas mayores que vinieron a jugar a México. El primero lo fue Medias Blancas de Chicago en 1906 después que había ganado el campeonato de la liga americana y luego la serie mundial.

En 1937 los Atléticos de Filadelfia con el legendario Connie Mack de propietario y manager, decidieron entrenar en México y sus alrededores antes de la campaña. Jugaron varios partidos en la capital y en el puerto de Veracruz. Naturalmente cuando los equipos mexicanos ganaban, la prensa deportiva mexicana echaba las campanadas al vuelo. Se recuerdan dos triunfos contra los Atléticos, siendo los pitcheres ganadores los mexicanos Alberto Romo Chávez y Carlos Rubio.

Fue hasta 1958 cuando volvió un equipo de grandes ligas a México, los piratas Pittsburg en donde por cierto, ya brillaba el gran astro puertorriqueño Roberto Clemente. Desde ese año era común ver cada primavera uno o dos clubes de grandes ligas para juego de exhibición incluyendo los Dodgers de los Ángeles en 1964 que eran monarcas universales en un año antes, los Yankees de Nueva York en 1968 y muchos más.

LA GRAN ETAPA

La liga mexicana de béisbol profesional puede estar divida en tres etapas. La primera desde su funcionamiento en 1925 hasta 1940. En ese tiempo en la década de los treinta, los equipos llegaron a reforzarse con jugadores importados tan famosos como los cubanos Martín Di higo, Lázaro Salazar, Brujo Rossell, Agustín Bejerano.

Viene entonces la segunda que abarca desde 1940 a 1951 cuando los hermanos Pasquel, encabezados por el dinero millonario de Jorge Pastel, tratan de convertir la liga mexicana en un circuito de ligas mayores. Y por unos años se puede decir que en calidad de peloteros, casi lo logran.

Nacidos en Veracruz los hermanos Pasquel adoraban el béisbol aunque siempre su carácter extremadamente fogoso hizo imposible que tuviéramos una organización de acuerdo al béisbol que se estaba jugando. Pasquel era el hombre fuerte y sé hacia lo que él mandaba. Eso no quiere decir, sin embargo que su club azul de Veracruz con sede en la ciudad de México ganara siempre, todo lo contrario. De 1940 a1951 los azules solamente ganaron 3 campeonatos.

LA GUERRA

En los primeros años de la década de los cuarenta, Pasquel hizo raids sobre la liga negra. Entonces los jugadores de color no eran aceptados en las ligas mayores ni en el béisbol organizado, el béisbol de los blancos.

Fue de esa manera que Pasquel contrato a los grandes peloteros de color de aquel tiempo como Satchel Paige, Ray Dandridge, Roy Campanella, Monte Irvin, Ray Brawn, Chet Brewer, Johnny Taylor y muchos más. Igualmente por miedo a ser reclutados, peloteros cubanos blancos que actuaban en ligas mayores comenzaron a venir a México.

Es en 1946, ya sin la sombra de la segunda guerra mundial, que Jorge Pasquel da su movimiento más audaz al comenzar a contratar a peloteros de ligas mayores. Entonces los jugadores de béisbol ya no tenían el sueldo que podían esperarse.

Y los magnates de las grandes ligas sufrían dolores de cabeza al ver como Pasquel contrata jugadores tan famosos como el pitcher zurdo Max Lanier de los Cardenales de San Luis, el infiel Lou Klein del mismo equipo, el catcher Mickey Owen y el jardinero Boricua Rodríguez Olmo de Dodgers de Brooklyng., Vernon Stephens de los Cafés de San Luis, a sí como el catcher Ray Hayworth del mismo equipo. El pitcher Salvatore Maglie y el jardinero George Hausmman de Gigantes.

Pasquel estuvo a punto de contratar al famoso torpedero Phil Rizzuto de Yankees y ofrece contratos en blanco de Joe DiMaggio y Ted Williams que no los aceptan. El famosos pitcher cubano, Julio "Jiqui" Moreno, decide hacerse profesional en México también.

Fue en 1946 el año inolvidable para los aficionados mexicanos y se ve gran béisbol. Esa misma temporada Babe Ruth, el inolvidable bateador que había sido ignorado por las ligas mayores al terminar su carrera, viaja a México invitado por Pasquel y llega incluso a dar una exhibición de bateo en el viejo parque delta en el que logro volar la barda.

Sin embargo, no solamente había problemas de organización si no que la liga no-tenia los parques adecuados para presentar ese gran espectáculo. Aunque con temor en un principio, los magnates americanos llegan a la conclusión que el sueño de Pasquel será derrumbado por el tiempo.

Pero en 1946 fue el año para recordar. Todos los días las maquinas deportivas informaban de un nuevo pelotero importado que venia por los dólares de Pasquel.

Un año después comenzaron los problemas y para 1948 decidió Pasquel rebajar los sueldos. Es cuando se regresan a Estados Unidos los peloteros americanos y aunque estaban suspendidos por el comisionado Happy Chandler, presentan una demanda y son reinstalados. Pasquewl sigue al frente de la liga mexicana hasta 1951, cuando su equipo gana el play ofss y se coronan. En uno de los últimos juegos Pasquel es alcanzado en la cabeza por una piedra tirada por un molesto aficionado en San Luis Potosí. Decepcionado y amargado Pasquel se retira del béisbol. Muere en 1955 en un accidente aéreo cuando iba en su propio avión. Pasquel fue elegido para el salón de la fama del béisbol mexicano y con el patrocinio de la cerveza Cuauhtemoc fue inaugurado en 1973. Son ya 113 elementos mexicanos y extranjeros que han sido electos para el templo de inmortales. El salón de la fama, en la ciudad de Monterrey, contiene recuerdos de los peloteros inolvidables y es ciertamente hermoso.

EL BÉISBOL ORGANIZADO

La liga mexicana esta al borde de su muerte cuando en 1955 los directivos entran al béisbol organizado y se inicia una etapa de florecimiento que culmina en la temporada de 1979, cuando ya hay un total de 20 equipos jugando en el circuito.

Aunque en la primera parte de esta nueva etapa se mantiene un buen estandarte de juego al ser enviados a la liga prospectos de equipos de ligas mayores, es en la década de los 60s cuando los directivos deciden impulsar el desarrollo del pelotero mexicano. Sobre todo con el esfuerzo y la aceptación económica de Alejo Peralta, la liga mexicana forma organizaciones al estilo americano con sucursales para desarrollar nuevos peloteros

Es así como surge de esos equipos peloteros como el Héctor Espino, Aurelio Rodríguez, Jorge Orta, Pancho Barrios y varios más.

La liga mexicana fue creciendo paulatinamente en la década de los 60s y al llegar 1980 había un gran total de 20 equipos, siendo por ese tiempo de licenciado Antonio Ramírez Muro el presidente del circuito. Después de la huelga de jugadores en algunos equipos durante la campaña de 1980, la liga mexicana volvió con fuerza un año después y ya en la temporada de 1991 compitieron un gran total de 16 escuadrones. Fue en la primavera de 1981 que surgió la idea de establecer pasteje la academia con el nombre de Ernesto Peralta y quien fue el alma de la universidad beisbolera por varios años, antes de perecer en un accidente aéreo. De la academia de pasteje han surgido brillantes jugadores que han llegado a ser estelares en la liga mexicana y varios de ellos fueron a probar suerte en Estados Unidos. Al iniciar 1992, 3 escolapios de pasteje habían alcanzado ya las grandes ligas.

En 1982 se inicia el exitoso periodo del lic. Pedro Treto Cisneros como presidente de la liga mexicana después de que había fungido como directivo de varios equipos del circuito. En el año de 1990 se inaugura en Monterrey el gran estadio de béisbol con capacidad para 30 mil espectadores y que es orgullo del circuito de verano. Es en ese estadio en la primavera de 1990 cuando se presentan los Dodgers de los Ángeles con el gran pitcher Fernando Valenzuela y los Cerveceros de Milwaukee con Teodoro Higuera. Valenzuela gana a Milwaukee en una gran demostración que seria su ultima victoria con los Dodgers, mientras Higuera no puede entrar en acción en el anunciado "duelo de titanes" debido a lesiones en su hombro. La actuación de Valenzuela en un domingo lleno de sol y con el lleno completo entregándose al mexicano es inolvidable, de esas que quedan grabadas en el corazón y en la mente.

Aunque la liga mexicana había utilizado el sistema de play off esporádicamente como el enfrentar a los dos ganadores de cada mitad en 1949, 1950, 1951, y 1966, es hasta 1970 cuando surge la idea de dividir la liga en las zonas norte y sur jugando al final de 2 ganadores por la serie final y el campeonato.

Surgen grandes estrellas a través de la nueva era durante décadas inolvidables, como el gran bateador Héctor Espino que dejo una maraca en el libro de oro de los records con 453 jonrones conectando 46 de ellos en la campaña del 64. Esta ultima fue marca hasta que Jack Pierce bateo 54 jonrones en 1986 para imponer el nuevo record. Por su parte el pitcher Ramón Arana se convierte en el máximo ganador de todos los tiempos después de superar las 211 victorias de Ramón Bragaña, termina su gran carrera con 332 éxitos. El zurdo Alfredo Ortiz es el máximo ganador entre los pitcheres de brazo izquierdo con un total de 255 y segundo de la lista de todos los tiempos.

Surgen en 1955 el primer año de béisbol organizado, el equipo de los Tigeres con el Ing. Alejandro Peralta al frente. Es indudablemente Alejo Peralta el hombre principal de nuestro béisbol en las ultimas 5 décadas y sus Tigres, integrado solamente con jugadores mexicanos, es un gran ejemplo al obtener los títulos de 1965 y 1966. Ya antes habían ganado los cetros de 1955 y 1960.

Por la década surge una gran organización en Guadalajara por los Charros de Jalisco que además de ganar 2 títulos logra desarrollar elementos que llegan a grandes ligas tanto mexicanos como extranjeros. En 1972 surgen los Cafeteros de Córdoba y logran lo que nunca se había alcanzado hasta ese momento ni nunca después, un campeonato por un equipo de expansión.

Notables jugadores importados han jugado en esas ultimas 5 décadas como Al Pinkston, Alonso Perry, Teolindo Acosta, Jim Collins, Pat Bourque, Fred Waters, Lido Nodoso, Mike Cuellar, James Josford, Aurelio Monteagudo, Rico Carty.

Grandes hazañas, los súper emocionantes play offs, el gran espectáculo de la liga mexicana y sin olvidar la misión tan importante de desarrollar al jugador mexicano que es la base de nuestro espectáculo.

MEXICANOS EN LIGAS MAYORES

México ha tenido a sus peloteros estrellas que luego fueron a gozar de buenas campañas en ligas mayores. El primero en aparecer en el béisbol del mundo lo fue Baldomero (Melo) Almada, Nació en Huatabampo, Sonora y que duro 7 años en grandes ligas, siendo un veloz jardinero que tuvo sus mejores temporadas con las medias de Boston. Su primera temporada fue en 1933.

Depuse de Almada llego a ligas mayores el Sinaloense José Luis "Chile" Gómez para jugar con los Phillis de Filadelfia en 1935 y 1936. Un excelente fildeador de la segunda base, aunque su bateo hizo que no alcanza mayores momentos en Estados Unidos.

Jesé Flores, Nacido en Guadalajara, fue un pitcher derecho de los Atléticos de Filadelfia que llego a ganar 12 juegos en la temporada de 1946. Fue el tercer azteca en jugar el mejor béisbol. Llega entonces Roberto Ávila, Segunda base nacido en Veracruz y que en 1954 con los Indios de Cleveland tiene el honor de ser el primer pelotero latinoamericano en ganar el campeonato de bateo en grandes ligas. Beto Avila dura hasta 1959 en las ligas mayores y se le considera uno de los grandes de todos los tiempos. Beto Ávila fue una estrella del béisbol en donde quiera que jugo y después de triunfar en la liga mexicana con Pericos de Puebla, en que fue campeón bateador en los años de 1947, fue el fuerte torneo invernal de Cuba, considerado entre AAA y ligas mayores, para ser una estrella del club Marianao, perdiendo la corona de bateo él ultimo día de la campaña ante el americano Lou Klein de los Rojos de la Habana.

Llego a los Indios de Cleveland en la campaña de 1949 y para 1954 conquista la corona de bateo al conectar para .341 y ser el primer mexicano en actuar en una serie mundial. Los Indios de 1954 es el equipo con mas victorias en la historia de liga americana, un total de 111 victorias.

Beto Ávila termino su carrera en grandes ligas en 1959 jugando para los Bravos de Milwaukee y en 1960 tuvo su ultima campaña jugando para los Tigres a los que ayudo a ser los campeones de la liga mexicana. Beto Ávila fue también presidente de la liga mexicana en 1981 y en 11 años de ligas mayores bateo para .281 con 80 jonrones.

Al comenzar el año de 1994 ya habían sido 60 beisbolistas que han alcanzado las grandes ligas, incluyendo al famoso manager "Cananea" Reyes que en 1981, al actuar como coach de tercera base en los marineros de Seattle, es también manager del equipo por 3 partidos al ser suspendido por ese tiempo el timonel Maury Wills en esos 3 juegos. "Cananea" gano uno, perdió otro y empato el tercero. Es el mismo "Cananea"Reyes que gano 14 títulos, incluyendo 5 para los Diablos Rojos de México y dos series del caribe la primera con naranjeros de Hermosillo en 1976 y luego con las Águilas de Mexicali, en el clásico de 1986 celebrado en Maracaibo, Venezuela.

La nueva era de mexicanos en grandes ligas es iniciada por el pitcher zurdo Fernando Valenzuela, un producto de la liga mexicana y que después de una temporada con los Leones de Yucatán en 1979 es obtenido por los Dodgers de los Ángeles. Valenzuela pertenecía en su contrato a la organización de los Pericos de Puebla. Para 1980 ya esta Valenzuela ganando sus 2 primeros juegos como relevista de Dodgers y un año después se convierte en la sensación del béisbol al ganar sus primeras 8 salidas de la campaña, la mayoría por la vía de la blanqueada. Valenzuela enloquece al béisbol americano y surge la historia del "Toro" y la locura la llaman Fernando manía. Pudo ganar 13 juegos en una temporada dividida en 2 mitades debido a la huelga beisbolera y al final obtiene el trofeo Cy Young como el mejor pitcher del año y el nombramiento del novato del año. Por única vez en la historia que un jugador gana esos 2 trofeos. Por 11 años fue Valenzuela estelar de los Dodgers hasta recibir su baja en los entrenamientos de 1991. Regresa Valenzuela En el mismo 1991 con los Angelinos de California pero tras perder 2 juegos es regresado a ligas menores.

Valenzuela gana 141 juegos contra 116 veces con los Dodgers, incluyendo sus 21 triunfos de 1989 cuando logra su mejor campaña con 21 por 11 perdidos.

También en ese 1989 tiene una soberbia actuación en el juego de estrellas celebrado en el fabuloso astrodomo de Houston cuando lanza 3 entradas en 0 carreras y con 5 ponchados en forma consecutiva para empatar el famoso record del también zurdo Carl Hubell, igualmente artista de los lanzamientos de tirabuzón y quien logro la hazaña de los 5 ponches seguidos en el partido estelar de 1934. El formidable éxito alcanzado por Valenzuela le abre las puertas de par en par a los mexicanos y es indudable que los buscadores vienen por otro Valenzuela.

Fernando Valenzuela lanza 2 juegos para los Angelinos de California y los perdió, siendo enviado a ligas menores. En 1992 jugo con los Charros de Jalisco de la liga mexicana y regreso a grandes ligas en 1993 con los Orioles de Baltimore en que tuvo destellos de su pasada grandeza al lanzar estupendamente en el mes de Julio para ser elegido el mejor pitcher de la liga americana en esos 31 días. Al terminar la campaña. Valenzuela tuvo record de 8 –10 con un alto promedio en carreras limpias a 4.94. Tomo parte en 32 juegos y abrió 31. Su record global en ligas mayores es el de 149 victoria con 128 reveses y 3.45 en carreras limpias.

Y con Teodoro Higuera tienen otro gran lanzador zurdo mexicano ya que después de triunfar plenamente en la liga mexicana donde fue pitcher campeón con los indios de Ciudad Juárez, se convierte en las estrellas de los Cerveceros de Milwaukee para ganar también 20 juegos en 1986. Higuera firma en 1990 el contrato más lucrativo para un jugador mexicano con 13 millones de dólares por 4 años. Sin embargo las lesiones, operaciones, han interrumpido varias veces su carrera triunfal. Teodoro Higuera solo pudo lanzar 8 juegos con Cerveceros de Milwaukee en 1993 y su record fue de 1-3, siendo su victoria contra los Yankes de Nueva York, equipo a que a dominado ampliamente en su carrera. En 8 años de ligas mayores tiene record de 93-59 con 3.46 en efectividad al comenzar la campaña de 1994. Higuera es nativo de los Mochis Sinaloa, mientras Valenzuela hace famosa a la localidad de Etchohuaquila, en el estado de Sonora.