Nelson Barrera

 

Conocido como el Almirante es uno de los personajes mas importantes en la historia de la Liga Mexicana 

 

Nelson Barrera Romellón, originario de Ciudad del Carmen, Campeche y apodado el Alimrante jugaba como infielder, principalmente tercera y primera base, además de que muchas veces fue requerido como bateador designado, sin embargo llegó a jugar prácticamente todas las posiciones en el diamante: catcher, segunda base, short stop, jardinero izquierdo y derecho. Además de poseer habilidad para conectar la pelota, era conocido por su poder al batear, por lo que en muchas ocasiones estaba en la lista de líderes de cuadrangulares de la liga. Pero lo mejor de Nelson era su oportunidad para decidir juegos clave y producir carreras de manera oportuna.

Era de los peloteros que se le amaba o se le odiaba, pero toda la afición le rindió siempre pleitesía, los de sus equipos (principalmente el México) le reconocían con aplausos y sus contrarios (en especial los de Tigres) con los gritos que intentaban desconcentrarlo, lo que pocas veces lograban, porque Barrera siempre fue una amenaza para los pitchers contrarios y una garantía en la defensa.

Debutó en la liga mexicana de verano en la temporada de 1977 con los Diablos Rojos del México. Aún siendo joven no terminaba de demostrar su talento con el equipo capitalino y fue trasladado en 1981 al equipo de Nuevo Laredo, en los que jugó 2 temporadas. Para 1983 regresó con el México, equipo en el que se ganó los calificativos de 'estrella' y 'favorito de la afición' por su gran juego. Barrera llamó la atención de los Chicago White Sox de las ligas mayores, por lo que en 1985 fue a jugar para su equipo de clase AAA, los Bisontes de Buffalo, pero no pudo destacar y regresó con los Diablos Rojos, donde fue parte fundamental para que el equipo escarlata obtuviera su campeonato número 8.

En 1987 tuvo su mejor temporada en la liga veraniega, al contar con un porcentaje de bateo de .349, 153 hits, 42 home runs, 134 carreras producidas y .705 en el coeficiente de bateo. Su desempeño fue pieza fundamental en la obtención del campeonato de la liga en esa temporada. En el quinto juego de la serie final en contra de Dos Laredos, Barrera conectó un cuadrangular con la casa llena (jugada también conocida como gran slam), lo que le dio el título al México.

Para 1992 Barrera fue adquirido por el equipo de su estado natal, los Piratas de Campeche, equipo en el que estuvo por 3 temporadas en los que mantuvo sus buenos números. Para1995 regresó por una temporada al México y al año siguiente pasó a los Guerreros de Oaxaca equipo que debutaba en la liga y que contaba estrechas relaciones con el México. Con este equipo consiguió el campeonato de 1998 como manager-jugador, al vencer a Monclova en la serie final. Este fue el primer y único título de Oaxaca hasta el momento.

Estuvo con los Guerreros hasta la temporada de 2001 siendo en esta última temporada cuando logró superar a Hécto Espino como el máximo jonronero de todos los tiempos en la Liga Mexicana, y al año siguiente formó parte de 2 equipos, del México y de Campeche, aunque poco pudo hacer en esta campaña al tener poca participación.

En la Liga Mexicana del Pacífico jugó 15 temporadas, para los Tomateros de Culiacán, para los Potros de Tijuana y para los Mayos de Navojoa.

En su honor fue nombrado el estadio del equipo de Campeche, el Estadio Nelson Barrera Romellón.